Reiki

El reiki se basa en la transferencia de energia vital, creadora de vida, por medio de las manos.

Desde la antiguedad se utilizaba técnicas similares.Se han descubierto en frisos babilonicos, grabados en los que se observa este tipo de tratamientos.

La explicación sencilla de su funcionamiento se basa en conceptos tan antiguos como la filosofia taoista, que implica al ser humano como un espiritu inmortal en una experiencia de vida humana con una temporalidad limitada.

Ese espiritu conecta nuestro cuerpo por un lado, con planos evolucionados elevados que los chinos le llaman Cielo, y por otro con planos inferiores fisicos llamados Tierra.Esto se efectúa mediante un canal de luz que nos atraviesa en este plano.La Luz es la energia cradora del Universo- REI-, que en plano vital se transforma en energia KI.

El reiki permite de una forma sencilla transferir como si de una manguera se tratara, el enviar Ki a las personas objetos o cosas.De manera que, la persona que la recibe, equilibra sus procesos internos consiguiendo equilibrio, paz y armonia interior.En una palabra: Felicidad.

Este proceso a veces, con un tratamiento prolongado hace o ayuda a que ciertas enfermedades mejoren y hasta algunas veces sanen.

Es asi de sencillo, basta poner las manos y el Ki fluye, de manera no contagiosa, no dolorosa, y sin implicaciones de ningun tipo.

Los reikistas aplicamos Reiki, no diagnosticamos, ni hacemos procesos mágicos.No hacemos las funciones de medico, y por lo tanto no sustituimos a ningún tipo de aplicación médica.

Se utiliza en muchos hospitales sobre todo en el extranjero, como apoyo de la recuperación del paciente.

En Madrid la Fundación Sauce del Maestro Jhon Curtis, está desarrollando esta área en algunos hospitales de Madrid.

Escribir comentario

Comentarios: 0